Valeria Marini, la Bámbola de Italia y del mundo entero

Por redaccionnyl el 04/01/2018

En 1990 hubo un concurso nacional en Italia para elegir a un nuevo rostro y llevarlo a la gran pantalla. Se llamaba «Una chica para el cine». La romana Valeria Marini participó porque quería ser actriz y estaba buenísima, pero quedó en el tercer lugar.

Quedar de tercera te hace pensar en que eres buena. Es una posición que no te corta las esperanzas. Quizá no ganó por estar demasiado buena. Ah, ¡probemos en el teatro! Valeria actuó entonces en una obra de Neil Simon llamada «The sunshine boys». Allí interpretó a una camarera ingenua y cabeza hueca. El papel gustó tanto que Valeria decidió adoptar ese estilo sensual durante toda su vida y vaya que le resultó.

Es que en 1996 protagonizó la película Bámbola, un film que terminaría de convertir a Valeria Marini en el símbolo sexual de la década para los italianos. Tendría que aparecer Monica Bellucci años después para que la gente comenzara a superar a Valeria.

Claro, hizo otras películas. Pero la que se metió en los corazones del público, la que emocionó multitudes fue Bámbola.

¿Por qué el éxito de Bámbola?

Bámbola, con acento en la primera a es una castellanización de Bambola, muñeca en italiano. Así se llamaba la protagonista. Era una chica apuesta a la que le metieron al novio preso por un accidente. Ella lo visitaba cada semana a la cárcel, pero estaba tan buena que el líder de los convictos se enamoró de ella. El criminal le dijo a Bámbola: «Tu novio es gay». Ella respondió: «Imposible».

Pero este psicópata malvado tenía un plan. Ordenó a sus lacayos violar cada día al novio de Bámbola hasta que se convirtiera en gay. Violarlo y hacerlo ver simultáneamente fotos de hombres desnudos. El resultado fue el esperado. Al poco tiempo el novio de Bámbola se sentía homosexual.

El líder de los criminales había logrado seducirla. Era la mujer más bella de la década y eso se notaba. La convirtió en su mujer y se fue a vivir con ella. Pero se trataba de un ex convicto violento y desadaptado.

Esa trama enloqueció al mundo en 1996. Todavía es una película de culto. Valeria Marini siempre fue coqueta y seductora desde su papel en aquella obra de teatro. Pero con Bámbola quedó en la mente de los hombres.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com