Un filme venezolano gana el primer premio en el Festival de Cine de Biarritz