Cómo el turismo playero de dos amigas se convierte en lo mejor de enero

Por redaccionnyl el 10/01/2018

El turismo playero es una de las actividades más buscadas en enero. Sobre todo a principios del primer mes del año, la gente quiere hacer algo diferente a lo que ofrece la ciudad. Miami, el Caribe, las islas griegas y algunos lugares del Pacífico se vuelven tendencias entre quienes pueden darse esos lujos.

Pero aquí queremos hablar de algo que ocurrió entre dos amigas y el resto del mundo. Precísamente Livia Canalis y Francesca Brambilla decidieron pasar en la playa los primeros días de 2018. Lo que pasa es que ellas son tan coquetas que el mundo no las entiende. Quisieron quitarse la arena de la playa y no se les ocurrió otra cosa que ducharse juntas. Normal. Lo malo fue que no pensaran en cómo son ni en cómo se ven.

Quizá había una señora con sus hijos y tuvo que taparles los ojos. Tal vez otra dama le tapó la visión fue a su marido. Lo cierto es que eso no se veía normal. Quizá las chicas estaba al tanto de que un fotógrafo de celebridades estaba por ahí. Y bueno… ellas son modelos. A la gente le encanta verlas posando en competencias de autos y motos y era normal que se mostraran así de sugerentes.

Lee también Elsa Hosk y Stella Maxwell, juntas en 15 segundos para el delirio

Esto ocurre siempre. Lo que pasa es que como estas dos modelos no son realmente famosas sino que andan buscando serlo de verdad, en lugar de amilanarse y decir: ¡Qué lata que aquí viene la prensa! Lo que hacen es todo lo contrario. Posan, exageran… en otras palabras: simulan que actúan normal.

Lo vemos en Europa, en Italia y en cualquier lugar donde se junten aspirantes a celebridades y turismo.

Aquí está la experiencia de turismo playero de estas amigas

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com