Todo lo que aprendí en mi primera cita con Gaby (+fotos)

Por redaccionnyl el 29/04/2019

Mi primera cita con Gaby fue completamente diferente a las que he tenido con otras mujeres desde que comencé a buscar a la ideal para casarme.

No tengo idea de si esto vaya a resultar. Pero juro que lo disfrutaré mientras dure y que haré todo lo posible por tener un segunda cita porque en serio esta chica me hizo reír toda la tarde.

La conocí en una de esas fiestas en las que invitan a extranjeros para que conozcan a los locales interesantes como yo. Ella tenía un enorme interés en revolcarse conmigo esa misma noche, pero yo tenía que despertarme temprano al día siguiente para trabajar y sin pensarlo le dije en mi horrible inglés: «Do you want to go to the fair with me on Saturday?«.

Ella dijo que sí y a los dos días estaba esperándola en la feria de la ciudad para conocernos mejor y todo aquello.

Pensé que estaba en mi país estudiando o investigando algo. Pero me dijo que había resuelto venir a vivir al tecer mundo unos meses por simple distracción.

Le iba a preguntar quién costeaba sus gastos, pero una repentina confesión me hizo guardar la interrogante. «I’m porn star. Well, I’m beginnin».

Entonces buscamos juntos en Internet las fotos que le habían hecho recientemente, vimos algún video en el que aparece recibiendo embestidas descomunales y solo luego me enteré de su edad: 18, el mínimo para ejercer ese oficio en Estados Unidos.

Por eso son pocos los videos que ha rodado. También supe, en la búsqueda, que se escribe Gabbie y no Gaby. Además que su apellido artístico es Carter en alusión a algún personaje de ficción del que no pudimos hablar porque en ese momento resolvió sacarse los pechos en la rueda de la fortuna para hacerme reír y conminarme a que comenzara a tomar fotos.

Gabbie también me enseñó que en Estados Unidos hay varias ciudades llamadas Bolívar, no en alución al Libertador de América sino a un general gringo que sí se llamaba así en honor a Simón. Me estuvo inyectando cultura todo el día. Además me dio su opinión sobre los límintes entre lo orgánico y lo inorgánico basándose en estudios medio conspiranoicos. En fin: me divertí en grande.

Al final de la cita nos dimos unos besos locos cuando la llevé a su casa y me prometió que nos volveríamos a cambio de que montara estas fotos y les pusiera texto porque quiere volver a su país más famosa para que le de más duro. Tan bella.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com