“Tenía que contarlo”, dice Patricia Gibney sobre los abusos de la Iglesia

Por redaccionnyl el 26/09/2018

La irlandesa Patricia Gibney se convirtió con su primera novela en una escritora superventas, con un “thriller” encuadrado en una trama de abusos sexuales a menores por parte del clero en su país: “Tenía que contarlo, aunque fuera a través de la ficción”, ha asegurado hoy.

Gibney presenta estos días en Madrid “Los niños desaparecidos”, una novela policíaca que se publica hora en español tras vender un millón de ejemplares en el mercado anglosajón.

“Soy escritora de novela policíaca y lo que hago al escribir ficción es poner la atención en esos horrores que ocurren en la sociedad para que la gente sea más consciente de lo que pasa”, indicó la autora en una entrevista con Efe.

Aunque no conocía personalmente ningún caso de los abusos a menores destapados en Irlanda, Gibney quiso introducir en la trama de su novela episodios de ficción basados en informaciones de medios de comunicación sobre este asunto, así como en las investigaciones iniciadas hace unos años por el Gobierno irlandés sobre las casas de acogida dirigidas por órdenes religiosas.

Una trama que aparece mezclada en su obra con un caso de corrupción urbanística, en una historia que, desde 2014, retrocede a los años 70 para situar el inicio de los crímenes que relata.

Los hechos tienen lugar en Ragmullin, una ciudad ficticia de Irlanda, donde aparece el cuerpo de una mujer ahorcada dentro de la catedral. Unas horas más tarde, encuentran a un hombre ahorcado en un árbol de su jardín.

Todas las pistas que la inspectora Lottie Parker y su equipo encuentran apuntan a Saint Angela, un orfanato gestionado por curas en los años setenta que esconde un pasado muy oscuro.

Una historia que la autora cree que ha tenido mucho éxito porque llega “al corazón de la gente”, aunque dice que todavía está asombrada por la acogida que ha tenido su libro.

Aunque recuerda que desde que era una niña le gustaba escribir, no se puso a ello hasta que murió su marido y se convirtió en una viuda con tres hijos: “Pasé una crisis personal y tomé la escritura como una terapia”.

Comenzó el libro en 2010 y, tras escribir y reescribir su novela y después de que fuera rechazada, se publicó en 2017 en una editorial digital de Londres.

Desde entonces sus ventas no han hecho más que crecer y ha firmado un contrato para otros tres libros más protagonizados por su inspectora Lottie Parquer, con la que guarda varias similitudes, como el hecho de ser una viuda con tres hijos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com