Beatriz, una palabra enorme. Por Mario Benedetti

Los cuentos de Mario Benedetti, mucho mejores que sus poemas, llegaron a Uruguay en un momento en el que hacían falta y se propagaron por toda América Latina para levantar conciencias. Este es un ejemplo total de eso.

Los besos. Por Juan Carlos Onetti

En “Viaje a la ficción”, Vargas Llosa define a Onetti como “el Padrino Oculto de las letras latinoamericanas”, y es que, si bien no tuvo la fama de otros, su aporte la narrativa de esta parte del mundo es innegable. Aunque lo que escribió fue siempre pesimista y a veces hasta tétrico, siempre pudo imprimir bellezas inesperadas en contextos en lo que otros no se habrían atrevido. Este cuento brevísimo lo demuestra.

Elsa. Un cuento de Felisberto Hernández

Italo Calvino, quien prologó la versión italiana de “Nadie encendía las lámparas” definió a Felisberto Hernández como “un escritor que no se parece a nadie: a ninguno de los europeos y a ninguno de los latinoamericanos, es un ‘francotirador’ que desafía toda clasificación y todo marco, pero se presenta como inconfundible al abrir sus páginas”. A continuación su cuento “Elsa”.

Cleopatra. Por Mario Benedetti

Los cuentos de Mario Benedetti, a nuestro juicio muchísimo mejores que sus poemas, llegaron a Uruguay en una época necesitada de belleza y a Latinoamérica dispuestos a quedarse para siempre. A continuación, “Cleopatra”.