Simone de Beauvoir: sabia, promiscua y brillante

Las cartas de Simone de Beauvoir a su amante norteamericano, publicadas en 1997, son bellísimas. Leyéndolas es posible preguntarse por qué mantuvo hasta el fin el famoso «pacto» con su primer y ancestral hombre, Jean-Paul Sartre.

10 novelas que te harán recuperar tu fe en la humanidad

El mundo se pudre. No la creación… se pudre la civilización, que es el fármaco que hemos creado para poder soportar esta realidad que nos fue dada y que no queremos terminar de asumir. Menos mal que existen la literatura para creer que aún es posible. Los siguientes libros son prueba de que aún hay esperanzas.

Borges y esa pobre circunstancia que era un partido de fútbol

A Borges no le gustaba el fútbol. Decía que ese deporte es popular solo porque la estupidez es popular. A propósito del Mundial de Argentina 1978, en el diario La Razón le preguntaron una vez por el deporte de las multitudes. Aquí están la pregunta y la respuesta.