Si usted la viera… El poema de Eusebio Blasco que Jorge Luis Chacín volvió universal

Por redaccionnyl el 01/09/2019

Llamado «El confesor» y en ocasiones «Si usted la viera», el siguiente poema del español Eusebio Blasco se hizo célebre por aparecer en el repertorio poético de Luis Edgardo Ramírez.

Luego de la celebridad entre letrados y amantes de la poesía le llegó la fama total cuando el músico Jorge Luis Chacín le dio música para su álbum «Contento y en vivo».

La versión de Chacín fue tan extraordinaria, que Ricardo Arjona también la grabó con similares arreglos y la misma música.

Si usted la viera. Por Eusebio Blasco

Si usted la viera

El confesor me dice que no te quiera
Y yo le digo, Padre si usted la viera 
Dice que tus amores me vuelven loco 
Que a mi deber no atiendo, que duermo poco 

Dice que nuestras muchas conversaciones 
Fomentan en la aldea murmuraciones 
Dice que no quererte fácil me fuera 
Y yo le digo, Padre si usted la viera, si usted la viera 

En vano le aseguro que eres es tan pura 
Hay que rezar delante de tu hermosura 
Que eres gentil, airosa, cual azucena 
Que nacen de tus labios 
Que son lluvias de mayo tus blondo risos 
Y que vivir no puedo sin tus hechizos 
El me dice muy hosco que es gran quimera 
Y yo le digo, Padre si usted la viera 

Si usted la viera

Confesando que el alma tengo en tus ojos 
Me dijo el padre cura con mil enojos 
Que un pecado tan grande no perdonaba 
Y que si te quería me condenaba 

Entonces con amante dulce arrebato 
Del pecho en que lo llevo saqué un retrato 
El cura al ver tu imagen dulce alma mia 
Contemplándolo absurdo se sonreía 

Esa si que refleja santos amores 
Creyó que eras la Virgen de los Dolores 
Esa si que es hermosa la luz de estrella 
Y yo le dije, Padre pues esta es ella. 

Olvidado ya el cura de su corona 
Dijo abriendo los ojos linda persona 
Si es buena como hermosa que en paz te quiera 
Y yo le dije, Padre si usted la viera…

Guaco y la Orquesta Simón Bolívar

Ricardo Arjona

Las fotos con las que decidimos ilustrar este artículo son de fotógrafo Oleg Kovalenko, quien tuvo la dicha de fotografiar a una de las mujeres más bellas del mundo, desconocida para nosotros pero ángel total a la vista tal y como la del poema.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com