Sarah Ann Macklin, la modelo que casi ocupa el lugar de Meghan Markle

Por Valentina Rausseo el 21/06/2019

Una nueva biografía no autorizada del hijo menor de la Princesa Diana salió publicada en Gran Bretaña, y en ella se revelan algunos hechos que, hasta ahora, muchos ignorábamos. La bio lleva por nombre “Harry: Conversaciones con el Príncipe”.

Cuando el Príncipe Harry comenzó su relación con Meghan Markle, al parecer, estaba saliendo al mismo tiempo con la modelo Sarah Ann Mcklin. ¡Ya lo ven! En la Realeza tampoco pierden el tiempo.

Mucho se habló, en principio, de que Meghan “no era mujer” para el Príncipe. Las críticas llovían como arroz. Que si era fea, que si no tenía clase, que nunca iba a encajar en la Realeza, entre otras cosas. Y como pueden ver, Harry hizo caso omiso a todos esos comentarios.

Así comenzó todo

Para no hacer el cuento largo, Meghan Markle y el Príncipe Harry se conocieron en Londres gracias a un amigo en común. El hecho fue en el verano del año 2016, y en la biografía se asegura que el flechazo fue inmediato.

En menos de un año, ya el mundo sabía que existía un romance entre ambos. Luego se casaron y nació Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

¡Peeero! Tanto el Príncipe como Meghan arrastran un pasado, y ya todos se están enterando del mismo.

«Durante la etapa inicial de su relación con Meghan, Harry tuvo citas con Sarah Ann Macklin, una modelo de la marca Burberry», contó Angela Levin, la autora del libro.

Y agrega que «se conocieron en una fiesta privada; él se quedó con su número y la bombardeó a mensajes. Pero al final, sólo fue un coqueteo». Luego de eso, él se fue un mes a África y todo terminó.

Asimismo, se conoció que cuando se encontraron en esa fiesta, Sarah Ann acababa de terminar una relación con el modelo británico David Gandy.

Habla un tercero

La bio cuanta con el testimonio de un amigo cercano a Macklin, quien prefirió mantenerse bajo perfil, pero asegura que «conectaron, pero son muy distintos. Ella lleva una vida muy sana, y en esa cuestión estaban en una longitud de onda muy distinta. Harry parecía querer comprometerse».

Pero Meghan tampoco se queda atrás, y por ahí había algo.

«También ha habido cierta confusión sobre si, en ese momento, Meghan Markle había cortado con el que era su novio desde hacía dos años, el cocinero Cory Vitiello», dice la autora.

Markle y el chef canadiense comenzaron a salir poco tiempo después de que la actriz se divorciara de Trevor Engelson, en el año 2013.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com