¿Sabías que hasta 1995 se creyó que las olas gigantes eran un mito?

Por redaccionnyl el 09/08/2019

Sobre las olas gigantes que hundían buques enteros a su paso se habló muchísimo durante siglos. Pero la falta de evidencia hizo que se creyeran un mito.

Todo hasta 1995, cuando los excépticos tuvieron que guardar silencio ante lo obvio.

1995

1 de enero de 1995. En el mar de Norte, en las costas de Noruega, el mar estaba muy agitado, así que le pidieron a los trabajadores de la plataforma petrolera Draupner que entraran. Luego de las 3:20 pm una gigantesca ola de proporciones monstruosas, con 26 metros de altura. Chocó contra la plataforma. Y aunque nadie la vio, quedó registrado en un telémetro.

Olas rebeldes

Al día de hoy no queda en duda que las olas gigantes, también llamadas olas rebeldes, son reales. Además de su tamaño masivo, las olas rebeldes destacan por ser impredecibles y espontáneas.

Aunque no sean las olas más grandes del mundo, son inusualmente grandes para las condiciones de el mar en las que se producen y aparecen por una combinación de factores especiales. Entre ellos estan las poderosas corrientes y vientos fuertes, aunque tambien hay otros factores desconocidos todavía.

Frecuencia de las olas gigantes

En el proyecto MAXWAVE, científicos europeos trabajaron analizando asi 30.000 imágenes satelitales que corresponden a un período de 3 semanas, en 2003, encontraron 10 olas en todo el mundo que habían alcanzado 25 metros o más.

Las estadisticas confirmaron que hay más olas rebeldes en los oceános de lo que se creía. Anteriormente se pensaba que cada 10.000 años se producía una de estas olas.

¿Cómo se forman?

La teoría actual cuenta que estas obtienen esas dimensiones luego de robar la energía de otras olas. Aunque no se comprueba nada todavía.

Desde la presión baja seguido de vientos convergentes, si estan cerca de las costas, hasta si hay topografías marinas.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com