Rihanna, a punto de estallar

Por redaccionnyl el 18/09/2017

Íbamos a empezar esta nota escribiendo que Rihanna está en el ojo del huracán, pero justo antes de escribir la palabra “Íbamos” nos dimos cuenta de que la expresión era idiota a menos que la cantante estuviera literalmente en unas de las zonas del Caribe afectadas recientemente.

Lo peor del caso es que pretendíamos referirnos a las acusaciones de sobrepeso que los medios de comunicación le disparan a la barbadense cada día como si fueran dardos, pero reaccionamos a tiempo y notamos en la cara de sabrosona que siempre tiene que a Rihanna eso no le importa ni un poco.

Rihanna es un icono de la moda, de la cultura pop y de la música. Así que cualquier subida o bajada de peso debe ser considerada motivo de regocijo y no de crítica, porque qué bien ha de estar pasándola esta chica.

En todo caso, no es peso sino “buenura”. No es grasa sino voluptuosidad. No es gordura sino placer acumulado y a punto de estallar.

El busto le creció o se operó. No es nuestro problema sino nuestra alegría. Sí, Rihanna está a punto de estallar, pero no lo hará porque no nos merecemos el estallido, porque así como contiene el aliento para cantar también lo hará para no repartirnos esa materia rosa y casi divina que tiene dentro.

Seguirán las canciones, seguirán las críticas por su peso, seguirán los desfiles y todo eso a nosotros nos encantará. Finalmente no sabemos qué terminamos escribiendo sobre Rihanna, pero estamos satisfechos de no haber escrito lo que pretendíamos inicialmente.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com