Las rubias platinadas no pasaron de moda, ¡deje la envidia!

Habrá alguna doña diciendo que ese pelo es horrible, que está toda operada y que así no se vale, y que ni siquiera es tan bonita… pero ya se sabe que eso es envidia y que no hay que prestar atención a palabras necias.

Habrá alguna doña diciendo que ese pelo es horrible, que está toda operada y que así no se vale, y que ni siquiera es tan bonita… pero ya se sabe que eso es envidia y que no hay que prestar atención a palabras necias.