¿Puede la gente sobrevivir sin Whatsapp hoy en día?

Por Valentina Rausseo el 27/01/2019

Hasta el momento, ningún sistema de mensajería instantánea ha logrado destronar al “Whatsapp”; de hecho, las estadísticas apuntan a que los más cercanos a hacerlo son “Line” y “Telegram”, pero, como dice la canción, el Whatsapp “sigue siendo el rey”. Ahora, ¿se puede sobrevivir sin Whatsapp?

El Whatsapp se creó en el año 2009 gracias a la necesidad de una aplicación de mensajería instantánea que cubriera la demanda de aquellas personas que, por algún motivo, no utilizaban BlackBerry Messesnger (disponible sólo para teléfonos inteligentes desarrollados por la misma compañía establecida en Canadá).

Significando un acrónico de “What’s up?” (¿qué pasa?) y de “app” (aplicación), el Whatsapp fue fundado por Jan Koum, director del equipo de operaciones en Yahoo, y Brian Acton, ex jefe del equipo de ingenieros. Tiene su sede en Sillicon Valley.

Expansión


Al principio, la aplicación Whatsapp sólo estaba disponible para modelos iPhone, y al poco tiempo, ya contaba con más de 250.000 usuarios, lo que obligó a sus fundadores a buscar inversores, y con la finalidad de ampliar servidores, obtuvieron 10 millones de dólares por parte de la empresa Sequoia Capital.

Un año después (2010), saltó al mercado el “Boom” del Android, convirtiéndolo en uno de sus máximos logros y, para ese entonces, la aplicación ya había ganado buena reputación, prestigio, una fama arrolladora y muchísima aceptación, siendo catalogada como una de las mejores aplicaciones del mercado (iOS).

En enero del 2012, Whatsapp fue retirado de la AppStore durante aproximadamente cuatro días debido a ciertos fallos de seguridad (según Apple). “Casi se desata la tercera guerra mundial”, aseguró uno de los trabajadores de la plataforma. “El mundo colapsó”, exclamó entre risas.

Y desde el 2013 hasta nuestros días, se ha convertido en la aplicación más descargada del mundo, con más de 400 millones de usuarios activos desde distintas tiendas y un promedio de 4 mil descargas nuevas diarias.

Si algún día faltara…


Según numerosos estudios realizados por expertos, es tanta pero tanta la dependencia de las personas hacia el Whatsapp, que si en el año 2012 casi se acaba el mundo por cuatro días de fallas, es inimaginable lo que podría ocurrir si la aplicación dejara de existir, por ejemplo.

Y sería comprensible, pues, gran parte de mundo camina a través del Whatsapp. No importa dónde estés, quién seas o a lo que te dediques; Whatsapp y sus diversas funciones ha hecho que puedas comunicarte desde un extremo del mundo al otro.

Es la manera más fácil, sencilla y divertida de estar conectado con cualquier persona en cualquier momento.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com