¿Por qué los videojuegos uruguayos ganan terreno entre los gamers?

Por redaccionnyl el 03/03/2019

Con una estética atractiva y un diseño de calidad, los videojuegos uruguayos ganan interés en el mundo e impulsan el desarrollo de una industria que aún es joven en el país suramericano pero que ya ha tenido sus casos de éxito.

Así lo destacó a Efe el secretario de la Cámara Uruguaya de Desarrolladores de Videojuegos (CAVI), Rodrigo Alem Fernández, quien expresó que la industria ha venido creciendo desde la incursión de los primeros estudios de videojuegos uruguayos a partir del año 2002.

Alem indicó que si bien hubo un primer «boom» de los videojuegos nacionales a partir del trabajo de estudios como «Powerful Robot», fue entre el 2014 y el 2016 cuando la industria logró su mayor auge de la mano de la creación de CAVI y de un esfuerzo de diversos actores públicos y privados que conformaron una mesa de trabajo.

El secretario apuntó que ese esfuerzo logró «hitos» como la generación de un espacio dentro de la incubadora de empresas Ingenio que dio pie a la generación de nuevos estudios de videojuegos y un mayor incentivo a la creación de juegos originales.

Sin embargo, según Alem, ese incentivo a los videojuegos no sería tal de no ser por el éxito «Kingdom Rush», de Ironhide Game Studio, y «Bullet Boy», de Pomelo Games, que -haciendo una analogía con las principales figuras del fútbol uruguayo- calificó como «los Suárez y Cavani» de los videojuegos del país.

«Kingdom Rush es un juego que tiene una estética muy ‘cartoon’, muy divertida. Está muy bien pulido todo en general, no solamente el arte. La calidad del producto final es muy alta, por lo tanto eso elimina incertidumbres ante el mercado, porque estamos hablando de un producto que está bueno», subrayó Alem.

El desarrollador resaltó que tanto Kingdom Rush como Bullet Boy, que llegaron a liderar los ránkings de las tiendas AppStore y PlayStore y ganaron numerosos premios, son de buena calidad y cuentan con un gran atractivo visual y, en esa línea, sostuvo que los videojuegos uruguayos son bien vistos en el mercado global.

«Cuando se identifica que el juego es uruguayo de las cosas que más resaltan es el arte, les gusta mucho el arte del videojuego a la gente de afuera o a los consumidores en general», acotó.

En ese sentido, Alem valoró además que algo que ha dado impulso tanto a Uruguay como a otros países de la región es la creación de la Federación Latinoamericana de Desarrolladores de Videojuegos.

«Toda la región hizo esta federación y tiene mucha más fuerza ahora para mostrar Latinoamérica como una región desarrolladora que genera contenido atractivo (…) Hay diversidad en los tipos de cosas que se hacen en cada país, que son interesantes», recalcó.

Por su parte, la especialista en Tecnologías de la Información y Comunicación de la agencia Uruguay XXI, Isabella Antonaccio, puntualizó que uno de los mayores desafíos del sector es la «sostenibilidad», es decir, sustentarse equilibrando el trabajo en productos originales con la oferta de servicios.

«Debemos mejorar mucho más no solo lo que es la calidad de nuestros videojuegos sino también lo que es la sostenibilidad de los propios estudios. Es difícil a veces sostenerse con un solo videojuego entonces también tienen que enfocarse en desarrollar servicios para poder ser más sostenibles y mantener su vida», opinó la experta.

Pese a que sostuvo que estas empresas apuntan siempre al mundo, muchas veces con un fuerte foco en los mercados de Estados Unidos y Europa, Antonaccio reconoció que actualmente los mercados más desafiantes son los asiáticos.

«Si bien tenemos algunos estudios que están desarrollando juegos que son específicos o para el mercado de China o para Corea (…) ahí es muy importante entender la cultura de estos jugadores y de estos mercados donde queremos orientar el juego», reafirmó.

De todas formas, aunque matizó que esta industria aún es joven en el país tanto por dentro como por fuera, ya que no solo los estudios tienen menos de 20 años sino que la mayoría de los desarrolladores de videojuegos no supera los 25 años de edad, la especialista enfatizó que el sector tiene «muchísimo potencial» y los uruguayos tienen «muy buen talento».

«Acá estamos hablando de gente que está diseñando, que está dibujando, que está maquetando, que está creando música, haciendo guiones; entonces nos parece que realmente es un sector súper atractivo», concluyó.

La Mesa uruguaya de Promoción de la Industria del Videojuego está integrada por el Ministerio de Industria, Energía y Minería, la CAVI y Uruguay XXI, entre otros actores, y cuenta entre sus actividades con la realización anual de Level UY, el mayor encuentro de videojuegos del país.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com