¿Por qué el lolicon es legal en el mundo de lo políticamente correcto?

Por redaccionnyl el 12/03/2019

¿Por qué el lolicon es legal en el mundo de lo políticamente correcto?
¿Por qué el lolicon es legal en el mundo de lo políticamente correcto?

Si no supiéramos que el mundo de lo políticamente correcto consiste en un montón de hipócritas disimulando, nos intrigaría mucho averiguar por qué el lolicon es legal.

De todas formas es bueno explicar las causas del tecnicismo que permite que proliferen estos dibujos sexualizados de menores de edad con fines masturbatorios. Pero antes hay que aclarar las cosas: sí, son solo dibujos, pero también son pornografía infantil.

Ocurre que para la mayoría de las legislaciones del planeta, estos dibujos no cumplen con los ‘requisitos’ para su posesión sea criminalizada.

En cambio, son perseguidas la pornografía real y las imágenes alteradas de personas existentes.

Lea también: Cinco mangas del género yuri que fascinan no solo a los japoneses

Y eso que en países como España fue incluida en el Código Penal la llamada «pornografía infantil virtual». Pero nada. Los fiscales creen que son solo dibujos.

La opinión de los fiscales coincide con la de los consumidores del lolicon. La página progre española «Código Nuevo», entrevistó a uno de ellos identificado solo como Sam, quien confesó masturbarse con estos dibujos aunque justificándose: «Son dibujos, no niñas».

Esa no es, sin embargo, la opinión de ningún psicólogo. Marta Verónica Álvarez, sexóloga consultada por Nalgas y Libros, cree «el lolicon es pornografía infantil y punto».

«Esta es una forma descarada de divulgación de pornografía infantil. Es cierto que no se afecta a ningún menor de edad, pero sí se afecta el cerebro del consumidor, que niega que está dándose placer con menores y no sabe que siempre querrá ir a un nivel superior en su búsqueda del satisfacer ese deseo».

En consecuencia, el lolicon es peligroso porque puede significar el paso previo a la pornografía infantil.

¿No estamos acaso en el mundo de lo políticamente correcto?

Lo que nadie quiere aceptar en la actualidad es que el mundo de lo políticamente correcto fue diseñado por y para las personas que son presas de su propia sexualidad.

En este mundo los niños no tienen cabida. Por eso se protegen los derechos de los homosexuales, de los transexuales y de todas las personas con alguna categoría sexual, pero no a los niños. Los niños no compran, los niños no venden.

Entonces parece que si un adulto se da placer con los niños, para que no se quejen los padres de estos –que sí son adultos– las legislaciones ha permitido el lolicon, que solo busca ganar dinero enfermando mentes.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com