¿Por qué acusaron a Nelson Mandela de alta traición en 1956?

Por Valentina Rausseo el 13/06/2019

La alborotada actividad política que venía ejecutando Nelson Mandela “Madiba”, conllevó a que se enfrentara a las autoridades sudafricanas.

Fue en diciembre de 1956, después de una redada llevada a cabo por la policía en todo el país, cuando fue detenido junto otros 155 activistas. ¿La acusación? “Alta traición».

Pasaron cuatro largos años antes de que fuera declarado culpable.

En 1959 se presentaron divergencias en las filas del Congreso Nacional Africano, y perdió su fracción militante cuando una mayoría africanista formó el Congreso Panafricanista (PAC), el cual fue prohibido junto a la ANC por el gobierno de Apartheid, en el 1960, luego de la “Masacre de Sharpeville”, en la que funcionarios de la policía asesinaron a 69 personas, entre ellas, niños y mujeres, durante una manifestación pacífica en contra del gobierno.

Luego de estos trágicos acontecimientos y de verse obligado a mantenerse en la clandestinidad, Mandela decidió que había llegado la hora de radicalizar su lucha más allá de la resistencia pasiva, y en el 1961 cofunda y se convierte en el primer líder del comando la “Lanza de la Nación” (“Umkhonto we Sizwe”), o “MK”, una fusión entre el Partido Comunista Sudafricano (SACP) y el ANC, que respondía a un llamado a las armas.

Como una de sus primeras acciones, el “MK” encabezó una campaña de sabotaje en contra del gobierno, que había declarado a Sudáfrica una república y se había retirado de la Commonwealth Británica.

En enero del 1962, Mandela viajó ilegalmente a Etiopia, donde asistió a una conferencia de líderes nacionalistas africanos, visitó a Oliver Tambo, quien se encontraba exiliado en Londres, y formó parte de un entrenamiento guerrillero en Argelia.

Poco después de su regreso, fue detenido y condenado a 5 años de prisión, bajo los cargos de incitación y salida ilegal del país.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com