No nos mires así, Camila

Por redaccionnyl el 05/10/2017

Entre los microrrelatos de la antigua China recogidos y traducidos por Herbert Allen Giles destaca uno que dice textualmente: La hermosa Hsi Shih frunció el entrecejo. Una aldeana feísima que la vio, quedó maravillada. Anheló imitarla; asiduamente se puso de mal humor y frunció el entrecejo. Luego pisó la calle. Los ricos se encerraron bajo llave y rehusaron salir; los pobres cargaron con sus hijos y sus mujeres y emigraron a otros países.

Desde tiempos inmemoriales, fruncir el entrecejo ha sido tarea de las bellas y no de las feas porque los resultados finales siempre son antónimos. Tal y como cuentan los antiguos chinos que hizo Hsi Shih, Camila Andersen decidió hacerlo en esta sesión fotográfica de Christopher Mertz, y ojalá no nos toque ver imitaciones porque viendo lo bella que se ve, su antípoda debe causar estragos en el mundo occidental actual.

Viéndola bien, habríamos preferido que no nos mirara así y aprovechamos para pedirle que no lo vuelva a hacer porque terminará acostumbrándonos a que eso es lo bello, y nosotros sabemos que es lo bello solo cuando lo ejerce la belleza. Pero nuestras mentes son débiles y pasarán los días anhelando que alguien vuelva a vernos así, y el resultado no será el mismo cuando ocurra.

Entonces, Camila, no nos mires así, por favor.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com