¿Cómo es que nadie había notado lo que enseñó Sam en iCarly?

Por redaccionnyl el 17/04/2018

Nickelodeon transmitió entre 2007 y 2012 siete temporadas de una de las series más queridas por quienes fueron niños o adolescentes en esos años: iCarly.

Era tan entretenido el show que un solo episodio llegó a tener más de 4 millones y medio de espectadores.

Se trataba de una trama simple que, sin embargo, dejaba muchas dudas —¿Por qué los padres de Carly no volvían de su largo viaje al extranjero?— y muchas lecciones directas de cómo es realmente la vida real –como cuando Sam se besó con Freddie pese a que este era el amor de la vida de Carly.

Millones de niños quedaban predados al televisor cada vez que transmitían el show. Incluso los capítulos repetidos se convirtieron en objeto de culto por quienes fueron creciendo.

Sin embargo, entre tantas escenas que grabaron, una se les escapó a los responsables del show. Una muy importante. De hecho no se les escapó. Bueno, lo cierto es que apareció lo que no tenía que aparecer.

Se trató de un momento en el que Jennette McCurdy (Sam) ayuda con prisa a Miranda Cosgrove (Carly) a quitarse un vestido. Ambas chicas están tras unos vestidores y se supone que no se verá nada. Pero Sam muestra sus turgentes atributos durante una fracción de segundo.

A la mayoría del público la escena se le escapó. Pero a nosotros no. No se nos escapa nada. Y lo mejor es que la mostremos para que se sepa que hasta en Nickelodeon hay descuidos.

El descuido de Sam en iCarly

Viéndolo una y otra vez hemos llegado a una soberana conclusión: los productores lo notaron y dejaron eso así a propósito como un guiño a los que ya habían crecido.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com