Nada existe. Un microcuento de la tradición oral asiática

Por redaccionnyl el 16/12/2018

¿Nada existe? Lo que no existe es precisión sobre el origen de este relato. Puede ser chino, coreano o incluso japonés.

La mayoría de los estudiosos dicen que la última opción sea la más probable por los nombres, pero nada impide que alguien hablara en Vietnam sobre unos japoneses.

Como sea, aquí está el cuento, que tiene una importancia filosófica para hacer frente a tantas raras doctrinas que han surgido para explicar la realidad.

Nada existe

Yamaoca Tesshu, joven estudiante de zen, visitó a un maestro tras otro. Un día se presentó ante Dokuon de Shokoku. Deseoso de mostrarle su talento, le dijo:

—Al fin y al cabo, la mente, Buda, los seres sensibles no existen. La verdadera naturaleza de los fenómenos es el vacío. No hay realización ni engaño ni sabios ni mediocres. No hay nada que dar y nada que recibir.

Dokuon, que estaba fumando tranquilamente, no decía nada. De repente, golpeó a Yamaoca con su pipa de bambú. El joven se mostró muy enojado.

—Si nada existe —inquirió Dokuon—, ¿de dónde sale esa cólera?

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com