Monica Bellucci y el placer de no saber quién es Kim Kardashian

Por redaccionnyl el 15/08/2018

En mayo de 2016, Kim Kardashian le pidió una selfie a Monica Bellucci. El mito italiano reaccionó con naturalidad y aceptó, pero su cara sembró una duda en el imaginario colectivo.

¿Sabía Monica Bellucci quién era Kim Kardashian? Uno puede imaginar que sí. Pero no es algo que quede muy claro. Ambas son de mundo totalmente diferentes por más que la frivolidad del espectáculo pueda unirlas. La estadounidense parece miembro de un clan de nuevos ricos obvios con mil operaciones, mientras que la italiana es considerada una de las mujeres más bellas de la historia del cine.

Lo cierto es que el 22 de mayo de ese mismo 2016, Kim subió la selfie con orgullo a su cuenta en Instagram sin que Bellucci tuviera ninguna reacción –usted sabe que Monica apenas habla en las películas y que ni siquiera lo hace cuando gana un premio.

Las malas lenguas del mundo del espectáculo dicen que Monica se enteró de quiénes eran las Kardashian apenas en agosto de ese mismo año. Por eso el 2 de agosto subió la misma selfie de Kim con una leyenda: «Con la bella Kim Kardashian West en la Opera di Roma en mayo para el estreno de «La Traviata», dirigida por la talentosa Sofia Coppola».

Con esa leyenda, Bellucci justifica su ignorancia con respecto a la identidad de su célebre fan. O sea que nos dijo sin decirnos: soy una mujer que va a ver el estreno de una ópera dirigida Sofia Coppola, la hija de mi amigo Francis Ford Coppola, ¿saben?, el director de «El Padrino» y de «Drácula», no tengo por qué saber quién es esta muchacha.

Lea también: Las maldades de Francis Ford Coppola a Winona Ryder durante la filmación de Drácula

De todas formas hay que aclarar que Kim es mucho más famosa que Monica. La diferencia radica en la elegancia, la belleza, el talento y la capacidad de seducción mucho más grandes de la italiana con respecto a su fan.

Lo bueno es que aunque lleguen tarde, las asesorías siempre son buenas. Así fue como Monica se enteró de que, por estar a otro nivel, casi le hace un desaire a las masas poco exigentes pero enormes que siguen a Kim.

De todas formas ha de ser placentero no saber quién es Kim. Sobre todo cuando te pide una selfie.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com