¿Cuál es el mejor invento después de Internet? Parece que los pantalones de yoga

Por redaccionnyl el 04/06/2018

Claro que esto es una exageración. El mejor invento después de Internet debe ser algo relacionado con la medicina moderna. Pero todos sabemos que el imaginario colectivo está hecho de exageraciones.

Exageraciones y cuantificaciones, lo cual supone una mezcla bastante extraña porque se supone que lo cuatificable es absoluto y no deja espacio para la especulación. Y sí: aunque Internet está hecho de algoritmos y números, siempre hay espacio para exagerar las cosas, y eso es porque seguimos siendo los humanos quienes le damos forma a la red.

Entonces aparecen conceptos como: ¡El mejor invento después de Internet! ¡El mejor sowfware que existe! ¡La mejor aplicación! Y hasta escuchamos cosas como: ¡El mejor futbolista de todos los tiempos! ¡El país con más fe! Sí, porque la fe se puede contar. Y si algo tan intangible puede ser cuantificado y cualificado, imagínese usted cuánto espacio no quedará para hablar del invento que más comodidad de a las mujeres y alegría a los hombres.

Por eso estamos hablando aquí de los pantalones de Yoga.

La verdad sobre los pantalones de yoga

Lo primero que hay que decir es que estos no son realmente pantalones de yoga. Son licras que hoy en día se usan (también) para la práctica de esa disciplina. Los verdaderos pantalones de yoga son los harem, suertes de túnicas holgadas que durante milenios se han usado en Asia. Principalmente en India, Pakistán, Bangladesh y Nepal.

Luego, con la aparición de las telas sintéticas y de las reivindicaciones femeninas en el siglo XX, aparecieron estas licras. Hoy las llevan tantas mujeres en el mundo pregonando tal calidad de comodidad, que millones de hombres comenzaron a usarlos a su manera.

También conocidlegginsleggings, estas prendas ya son de uso común para hombres y mujeres.

A continuación, una brevísima muestra de cómo se usan en la actualidad por ellas.

Así se usan los pantalones de yoga en la actulidad

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com