Medicina y religión: ¿Desde cuándo van de la mano?

Por Valentina Rausseo el 21/01/2019

Medicina y religión se han unido en determinados momentos de la historia y en diversas partes del mundo. Los cambios en las creencias religiosas han afectado los conocimientos médicos, pero también se ha dado el caso contrario.

Después de que las religiones paganas ocuparon Europa, la cristiana fue sustituyéndolas poco a poco hasta establecerse del todo; aproximadamente en el siglo XII.

Cuerpo y alma


Por un lado, las enseñanzas cristianas sobre la preocupación por el prójimo y la ayuda a los débiles y los enfermos, conllevaron a la fundación de hospitales y centros de asistencia para los pobres.

Todos ellos solían ser dirigidos por monjes, en parte, porque eran de los pocos que sabían leer. Las obras de medicina, especialmente la de Aristóteles y Galeno, estaban en latín, el idioma de los eruditos de la época.

Por otro lado, la concepción religiosa propia de esta época, consideraba que ciertas enfermedades eran provocadas por ‘espíritus’ o ‘fuerzas sobrenaturales’, tales como ‘el castigo de Dios’ o una ‘visita del demonio’.

Las hierbas, minerales y otros medicamentos formaban parte del tratamiento, pero también era normal intentar la curación de una enfermedad con métodos religiosos, como ‘ofrendas’ o ‘plegarias para limpiar el alma’. El funcionamiento y los problemas del cuerpo se consideraban de menor importancia.

Por todo ello, lo que hoy llamamos la medicina científica, progresó lentamente. Las doctrinas de Galeno y de los griegos siempre eran aceptadas, pero poco a poco se fueron mezclando y confundiendo con la magia y la superstición.

Los progresos del Oriente


Durante la Edad de las Tinieblas en Europa, la medicina siguió avanzando en otras zonas como la India. En China, incluso, alrededor del 620-30, Chen Ch’uan fue probablemente el primero médico en reconocer los primeros síntomas de la diabetes.

Los chinos compilaron una enorme enciclopedia, la Pen T’saokangmu, a lo largo de 10 siglos, empezando en el VI. En ella se describen más de 1.000 medicamentos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com