«Me volví gay por tomar este medicamento. ¡Tengan cuidado!»

Por redaccionnyl el 26/04/2018

¿El gay nace o se hace? Esta es la pregunta que muchos se hacen desde el siglo XX. Luego la gente empezó a decir aquella frase «¡Salió del clóset!», pero hasta qué punto podemos saber si en realidad viene en los genes o no.

Para nadie es un secreto que la sociedad establece unos patrones que la mayoría se limita a seguir, entre ellos, está provisto que hombre y mujer son la pareja «perfecta». En este sentido, la homosexualidad es vista como una enfermedad mental o un trastorno psicológico. Claro, que quienes tienen estas preferencias sexuales poco les importa los calificativos que puedan darle.

Una persona gay se acepta como es y asume que nació con gustos diferentes, pero hay historias como de películas que dejan mucho que pensar, entre ellas está la de un hombre que asegura haberse vuelto homosexual por culpa de unos analgésicos que le recetó el médico.

Scott Purdy, un joven de 23 años asegura haber sido un macho heterosexual y tras sufrir un accidente de carrera de go karts se volvió gay a consecuencias de tomar un analgésico llamado Pregabalin.

Tomó también otra droga conocida como Lyrica para tratar el dolor cuando se rompió el pie; y después de un tiempo perdió toda su libido por las mujeres y ahora ya no siente la más mínima atracción, razón por la cual terminó con su novia hace seis meses.

“Noté que mi libido por las mujeres ya no existía y en lugar de eso sentía la necesidad de tener la atención de los hombres (…) Con mi novia duré seis meses. Pero antes nunca me habían interesado los hombres. Cuando era más joven era un poco curioso al respecto, pero un par de semanas después de que empecé a tomar la medicina me di cuenta de que ya no encontraba atractiva a mi novia», manifestó Scott.

Parece mentira las declaraciones del hombre, pero ¿Quién puede probar que de verdad solo le gustaban las mujeres? el Pregabalin y la Lyrica son medicamentos utilizados para tratar la epilepsia, el dolor asociado al cerebro y el desorden de ansiedad generalizado, pero entre sus efectos secundarios está es la pérdida del libido.

Scott destacó que no le preocupa su nueva orientación sexual y con su historia solo quiere que la gente se de cuenta que «la droga tiene estos efectos secundarios drásticos (…) Si alguien toma por prescripción esta medicina, creo que debería saber lo que puede pasar.».

La reacción

Scott contó a su novia lo que estaba pasando y según sus palabras esta lo entendió y lo tomó relativamente bien.

“Me tomó un tiempo saber qué era lo que pasaba. Dejé de tomar las medicinas por un par de semanas y mi deseo por los hombres se fue” una vez retomadas le dijo a su novia «no sé qué me está pasando’, me gustaban los hombres y ya no puedo estar contigo».

El joven seguirá tomando el medicamento pues «ahora estoy muy feliz con mi sexualidad, es muy abierto y liberador».

“Fue una sorpresa para algunos cuando lo publiqué en Facebook. No les dije la razón, simplemente lo dije: soy gay”. enfatizó Scott.

Ahora Scott no pierde tiempo y busca su pareja ideal ya incluso tiene una cita programada. “Ahora tengo comunicación con una persona en Plenty of Fish y en un par de semanas iré a verlo, vive en Londres”.

Sin duda, una historia que parece sacada de libretistas más absurdos. Saque usted sus propias conclusiones.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com