Los seis órganos que no necesitas para seguir viviendo

Por redaccionnyl el 31/10/2017

¿Sabías qué los seres humanos contamos con órganos que no resultan indispensables para vivir? Aunque parezca difícil de creer algunos de nuestros miembros internos pueden ser extirpados sin provocar un gran impacto sobre nuestra salud. De hecho, pocas personas conocen que nos podemos adaptar a la pérdida de grandes partes del cuerpo, como la mitad de la masa cerebral.

A continuación te mostramos una interesante lista que te hará pensar diferente sobre el cuerpo humano:

1.- Apéndice

La función de este pequeño tracto del aparato digestivo que se encuentra en la parte donde se unen el intestino delgado y el grueso aún genera dudas en la comunidad científica. Cuando parte del contenido intestinal ingresa en el apéndice, su estructura anatómica impide que ese material continúe su avance. Esto provoca una inflamación de ese órgano que, en los casos más graves, hay que extirpar mediante una apendicectomía.

2.- Vesícula biliar

Cuando el aparato digestivo detecta la presencia de grasas, el cuerpo segrega una hormona que produce la contracción de la vesícula biliar para que libere su contenido hacia los intestinos. Sin embargo, cuando esa hiel contiene un nivel excesivo de colesterol genera residuos, que se acumulan en forma de arenilla o cálculos biliares.

En los casos más graves, hay que extirpar quirúrgicamente la vesícula en un procedimiento llamado colecistectomía. En 2015, una paciente de India estableció un récord mundial cuando se le extrajeron 12.000 cólicos biliares.

3.- Bazo

Está ubicado cerca de las costillas anteriores, en la parte inferior izquierda del abdomen. Además de reciclar glóbulos rojos y ejercer como depósito de glóbulos blancos y plaquetas, ayuda a combatir infecciones.

Mediante una intervención quirúrgica (esplenectomía), los doctores pueden extirpar el bazo de manera parcial o total sin graves consecuencias para el paciente, ya que sus funciones las pueden cumplir tanto el hígado como otros tejidos linfáticos.

4.- Estómago

Sus tareas principales están relacionadas con la digestión de alimentos mediante movimientos de contracción, el efecto químico de sus ácidos, la absorción y la secreción.

En pacientes con ciertas enfermedades oncológicas o como consecuencia de un trauma severo u otras circunstancias —como la ingesta de nitrógeno líquido—, el estómago debe ser extirpado de maera parcial o total.

Si esa gastrectomía es total, los ciruganos deben conectar directamente el esófago al intestino delgado y las personas que han sufrido esa intervención pueden llevar una vida normal, si combinan su dieta con suplementos vitamínicos.

5.- Órganos reproductivos

Los ovarios y testículos —en mujeres y hombres, respectivamente— son pares y los seres humanos podemos reproducirnos aun cuando solo uno de ellos funcione correctamente.

En ocasiones, tumores malignos o traumas violentos provocan que haya que extirparlos. Si a una mujer le quitan el útero (histerectomía), no tendrá menstruación ni podrá engendrar.

Curiosamente, la falta de órganos reproductivos puede afectar a la expectativa de vida y, aunque en las mujeres no produce efectos visibles, puede incrementar la esperanza de vida en algunos hombres.

6.- Colon

Es la parte principal del intestino grueso. Se encarga de reabsorber agua y sal y comprime las heces para facilitar su expulsión.

Ciertas enfermedades provocan que resulte necesario extirpar parte o la totalidad del colon. Tras una colectomía, la mayoría de los pacientes recupera un estilo de vida relativamente normal, aunque su funcionamiento intestinal se ve alterado.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com