Los problemas de Amber Heard con su vestido más inquieto

Por redaccionnyl el 14/09/2018

Cuando Amber Heard camina por cualquier lugar, tiene detrás un séquito no de admiradores sino de asistentes y colaboradores. Pero ni siquiera ellos pueden evitar que pase lo que ella propicia en su intimidad cuando elige un vestido.

Suponemos de todas formas que para vestirse también tiene asesores. Solo que la última palabra la tiene ella. Para vestirse hace un balance entre comodidad, elegancia y sensualidad. Esta vez optó por la comodidad y se equivocó porque de tanta sensualidad, todo terminó por ser incómodo. Todo ocurrió en Toronto.

La actriz pasó todo el tiempo que llevó ese vestido creyendo que las partes de su cuerpo se le iban a salir. Un poco por aquí, un poco por allá. Pánico. Aunque no entendemos qué tanto se tapaba si ya le hemos visto todo.

Recuerde usted aquellas fotos que le mandó a Johnny Depp cuando era su esposo. No eran para el uso del público general, pero un hacker se encargó de cambiarles la razón social.

En fin, mire el vestido al que nos referimos. Es una suerte de bata de baño blanca con pepitas. El pedacito de tela que le rodea el cuello marca la diferencia.

El inquieto vestido de Amber Heard

Es inquieto para ella e inquietante para nosotros. No podía dar un paso sin la incómoda sensación de que algo pasaría.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com