Lo que nunca debes hacer en un avión y que casi nadie sabe

Por redaccionnyl el 29/10/2017

A la hora de tomar un vuelo, lo que todos deseamos es llegar pronto a nuestro destino y más si se trata de un viaje muy largo. Pero sabes en realidad ¿cuáles son las cosas que jamás debes hacer en un vuelo?. En una época en la que vivimos llenos de amenazas terroristas, es mejor que nunca se te ocurra gritar «bomba», porque aparte de generar pánico y caos puedes tener serias consecuencias, y la severidad dependerá del país en el que te encuentres. Pero existen otras cosas que nunca debes hacer en un avión y que casi nadie sabe.

Dormirte antes de despegar

Si te duermes antes de despegar es muy probable que te duela la cabeza pues no podrás liberar la presión de tus oídos, mientras que si estás despierto podrás bostezar o meterte a la boca una goma de mascar, y así destapar tus oídos más fácilmente.

Permanecer sentado durante todo el viaje

Si tu viaje dura más de 4 horas lo más recomendable es que te levantes por lo menos cada 2 o 3 horas al baño, así estirarás las piernas y reactivarás tu circulación. También puedes practicar algunos ejercicios sentado sin molestar a los demás pasajeros, extendiendo y flexionando los pies.

Trancar la ranura de ventilación

Si dejas abierta esta rendija podrás cuidar más tu salud, ya que evitará la acumulación de gérmenes en el lugar donde te encuentras sentado. Si cierras esta rendija no soplará ni un poco de aire, lo que no te traerá ningún beneficio.

Sentarte en el puesto del medio

Según una encuesta realizada en Estados Unidos por The Global Strategy Group, más del 50% de los pasajeros rechazan ubicarse en este asiento, incluso preferirían ir al odontólogo antes que sentarse en él. Para que tengas un vuelo agradable elige siempre con antelación, pasillo o ventanilla.

Manosear la mesita

Esa mesita que se encuentra en el respaldo de todos los asientos y que es muy útil al momento de comer nuestros alimentos es lo que tiene más suciedad y bacterias tiene dentro de cualquier avión. Evita tocarla de no ser necesario y al momento de usarla mantén tu comida en el plato. Al finalizar usa gel anti-bacterial y de no tenerlo a la mano ve al baño y lávate.

Solicitar té o café

Aunque estas bebidas son del agrado de muchas personas y no pueden aguantar a bajar del avión para ingerirlas, lo más recomendable es esperar a tocar tierra, pues por lo general son hechas con agua de tanques que tienen en la aeronave. Como debe suponer estos tanques no son tan limpios como quisiéramos y podría ocasionarte algún problema de salud.

Pedir una bebida gaseosa

La altitud puede traerte problemas si bebes una gaseosa pues puede provocar que el gas intestinal se extienda hasta 30%. Lo más recomendable es que pidas una botella de agua para mantener tu estómago lo más controlado posible.

No usar los productos del cuidado de tu piel

Que estés en un avión no significa que no te colocarás tu protector solar o tus cremas hidratantes. Un estudio confirmó que en una hora los pilotos reciben la misma radiación que si hubieran estado 20 minutos en una cama solar, imagínate estar más de 4 horas en un avión sin esa protección. También es importante que hidrates tu piel, pues el aire acondicionado la resecará.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com