Lo que no sabías acerca de la muerte de Nelson Mandela

Por Valentina Rausseo el 10/07/2019

Nelson Mandela murió luego de sufrir varias enfermedades que hicieron de sus últimos meses un verdadero suplicio. No sólo para él, sino para su familia y para todo el pueblo sudafricano.

Meses antes del trágico día en el que se conoció la muerte de “Madiba”, exactamente el 26 de junio, el ex mandatario recibió la acostumbrada Unción de los Enfermos, logrando así que Sudáfrica y el mundo se encontraran a la expectativa de que se hiciera oficial su partida.

El Arzobispo anglicano de la Ciudad del Cabo, Thabo Makgoba, lo despidió y pidió por el alma del líder africano durante un encuentro en el que también hizo bulto la compañía de la familia de Mandela.

“Que tu bendición repose en “Madiba, ahora y por siempre. Dale, te lo rogamos, una noche tranquila y un buen y perfecto final”, expresó el Arzobispo, quien además realizó varios rezos junto a los familiares.

La enfermedad golpeó con fuerza. Ya el mundo estaba enterado de que Mandela se encontraba en un estado de salud deplorable durante los últimos meses, y que cada día, se le complicaba un poco más seguir con vida.

La infección pulmonar que había hecho que lo ingresaran al hospital en varias ocasiones, y que lo acercó a la muerte más de una vez, finalmente pudo con la fuerza de un ser que será recordado como el baluarte de África.

“Ha muerto en paz. Nuestra nación ha perdido al más grande de sus hijos y a un padre…”, fueron las primeras palabras del presidente sudafricano Jacob Zuma para informar al mundo que el hombre más importante de Sudáfrica había fallecido a los 95 años de edad.

Cabe contar que, unas tres horas antes del comunicado oficial, miles de personas comenzaron a concentrarse en las afueras de la casa del ex mandatario, dejándose llevar por rumores que, al final, lastimosamente fueron ciertos.

Mandela murió un jueves 05 de diciembre del año 2013 en Houghton, Johannesburgo, a las 08:50 de la noche (hora de Sudáfrica) en compañía de sus seres queridos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com