Lo malo de salir a pasar una tarde con Ángela (+fotos)

Por Patricia Smith el 07/05/2019

A Ángela la conozco de alguna escena que grabamos juntas cuando yo traté de incursionar sin suerte en el mundo de los contenidos para ociosos.

Digo sin suerte porque al enfrentarme a una situación medianamene dolorosa salí corriendo, y esa valentía se tiene en la sangre o no. Es puro azar tenerla, o sea: corrí sin suerte.

Afortunadamente crecí y me convertí en redactora de Nalgas y Libros ¡Oh! El más grande sueño que alguien puede tener. Porque si no, ahorita estaría siendo clavada por uno o dos negros en una habitación blanca tal y como le ocurre a mi querida Ángela.

Pare recordar viejos tiempos un día nos citamos en el downtown de una ciudad que nos hizo coincidir por otro azar. Ella me dijo que nos acompañaría un fotógrafo para hacer unas imágenes que no nos tomarían ni media hora, y yo le dije que OK.

Entonces, bueno, nada, conversamos sobre la vida, el trabajo y los novios hasta que llegó el fotógrafo de Zishy y la conminó a portarse como le gusta.

Comenzó posando junto a unas sandías y luego la cosa se fue poniendo intensa más por su rostro que por sus acciones. Conozco las cavidades de esta chica, así que sé que para ella todo comienza con la boca.

Si cuando todavía tenía todas sus prendas, la gente no paraba de mirarla, imagínese usted lo que ocurrió cuando se quitó el sostén para que se le vieran mejor los senos…

Entonces lo normal: el gentío viendo. Unos disimulaban porque qué fastidio las actrices de cine para ociosos. Pero la mayoría estaba enloquecida.

writen by

Escribo poco para que me lean mucho. Intelectual a tiempo completo. Redactora exclusiva para Nalgas y Libros.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com