Cinco lecciones morales de Marcelo Bielsa al mundo del fútbol

Por redaccionnyl el 23/11/2017

Eric Cantona convoca a un boicot mundial contra los bancos y al día siguiente aparece en una publicidad de Nike. Maradona se besa con el socialismo y luego se va a ganar petrodólares al Medio Oriente. Michael Jordan se vuelve dueño de equipo y se porta como si nunca hubiese sido jugador. Los ídolos se caen a diario y la gente no termina de aprender la lección. Pero vemos a las lecciones de Marcelo Bielsa y nos gozamos al notar que aún hay gente con principios en este mundo cruel.

Muy pocas veces lo hemos visto sonreír. Siempre parece estar amargado. Sobre todo en los últimos años por los pobres resultados de sus dos últimos equipos. Pero cuando todo marcha bien, también está serio y cauteloso porque sabe que a la vuelta de la esquina lo puede estar esperando otra catástrofe.

La sinceridad de Bielsa

Bielsa nunca dice nada para agradarle a las masas. Deja que cada quien haga su circo y mantiene la boca cerrada hasta que lo hacen estallar con estupideces y responde contundente. Dardos. Tierra en la cara. La sinceridad de Bielsa hace temblar a los más santos.

Ahora lo despidieron del Lille francés. El equipo marchaba penúltimo. Pero Bielsa ayudó a la directiva a tomar la decisión montándose en un avión y dejando un claro mensaje: «Hagan lo que tengan que hacer». Es que acababa de morir su amigo y colaborador Luis Bonini y él sabía dónde tenía que estar.

Pero esta es una de las muchas veces en las que hemos visto a Bielsa mandar a la mierda al mundo del fútbol. A continuación, repasaremos cinco momentos en los que el técnico argentino dio lecciones de moral a la forma en la que está organizado el deporte actual, aunque por ellas lo llamaran «el Loco».

1. Cuando se denunció a sí mismo

Cuando era técnico del Athletic Club de Bilbao, Bielsa pidió para mejorar el complejo de entrenamientos del club. Un día se enfureció por la lentitud de las obras y ofendió y empujó al encargado. «Me comporté como un salvaje», dijo en la ulterior rueda de prensa. Sin embargo, lo insólito fue que, pese a mantener que la culpa era del constructor, Bielsa decidió denunciarse a sí mismo para defender los derechos de su contrincante.

A juicio de Bielsa, era injusto que el director técnico del equipo de una ciudad aprovechara su posición para vulnerar los derechos de un albañil, aunque este último fuera culpable.

2. Alerta sobre los medios de comunicación

Para el técnico argentino, es una vergüenza que los medios de comunicación eduquen a la gente. Y es que, según lo ve, los medios tienen intereses particulares. Por eso lamenta que ya las escuelas y la familia hayan dejado de ser los procedimientos educativos más poderosos de la sociedad.

Lo que lamenta Bielsa de eso es que los medios sean los instrumentos para amplificar las connotaciones reales de lo que significa ganar o perder en el deporte.

3. La Arenga ante las injusticias

Cuando entrenaba al Marsella, Bielsa sufrió una durísima derrota ante el PSG. Pero la arenga que dio a sus jugadores se convirtió en un paradigma global sobre la importancia de hacer lo correcto ante las injusticias.

4. Sus peleas con los periodistas

Cada rueda de prensa ha sido un espectáculo. Bielsa dice a los periodistas lo que siente sin la esperanza de que le hagan un titular a su favor. Siempre hubo polémica. Siempre hubo una lección.

5. «Hagan lo que tengan que hacer»

Ante la muerte de su amigo y colaborador Luis Bonini, Bielsa arriesgó un contrato de 14 millones de dólares para estar donde debía. Su mensaje a la directiva fue claro: «Hagan lo que tengan que hacer». Horas después se conoció que fue despedido.

Son tantas las anécdotas que si usted se adentra en Youtube y se deja llevar puede írsele la vida viendo cosas de Marcelo Bielsa.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com