Las «depresivas» estadísticas sobre la adicción a los antidepresivos

Por Valentina Rausseo el 13/09/2019

Actualmente, es incalculable la cantidad de personas sometidas a tratamientos antidepresivos; sin embargo, las estadísticas confirman que también existe un gran número tratando de dejarlos.

Además, otro de los resultados que arrojan es que, en muchas ocasiones, los síntomas son tan pero tan graves, que el abandono a la adicción es casi imposible.

El comienzo

Esas pastillitas que, en dosis regulares podían controlar la depresión y la ansiedad, constituyeron desde un inicio lo que era y sigue siendo una ayuda antidepresiva en los tratamientos psiquiátricos.

Incluso, en Occidente pasó de ser un tema tabú, a una realidad cotidiana, por el hecho de la depresión haberse convertido en un problema global.

Consecuencias

Muchas personas han logrado superar sin mayor problema el período de uso de antidepresivos, pero otras, por el contrario, han utilizado este tratamiento por tiempo prolongado e indefinido, trayendo como consecuencia a sus vidas el no poder controlar la adicción posteriormente.

Y los que intentan abandonar esta clase de calmantes, se enfrentan a severos problemas de abstinencia para los que, cabe destacar, no estaban preparados.

El gran equívoco

Los fabricantes y los reguladores gubernamentales no llegaron a pensar que los antidepresivos podían resultar adictivos, revelan algunos informes; por esa razón, la suspención de dichos medicamentos nunca ha sido un punto fuerte de interés para ellos.

De hecho, inicialmente los antidepresivos estaban destinados a ser utilizados en dosis mínimas durante plazos cortos sólo para ayudar a combatir pequeñas crisis y ataques, pero las lagunas de información acerca de los efectos colaterales, son inmensas.

Por tanto, si bien es cierto que un gran porcentaje de la población (que toma antidepresivos) está tratando de combatir a voluntad el uso de estos tratamientos, la otra parte, permanece hundida, lastimosamente, en su consumo, ya que, tratando de solventar un problema, sin darse cuenta están creando otro, pues, los pacientes adictos a los tratamientos para la depresión y la ansiedad, explican los expertos, deben ser tratados igual que a un adicto a las drogas.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com