Las 10 sugerencias de Thomas Piketty acabar con la desigualdad

Por Valentina Rausseo el 28/10/2019

Thomas Piketty es un reconocido economista francés experto en desigualdad económica y distribución de la renta, y hoy daremos a conocer diez importantes sugerencias que tiene para ti.

En la actualidad, es profesor asociado en la Escuela de Economía de París. Y estamos seguros de que sus recomendaciones serán de gran utilidad.

Pero antes, debes saber que Piketty, basado en sus estudios y mediciones, ha logrado demostrar el efecto colateral que tienen la herencia de bienes, la acumulación excesiva de capitales y los paraísos fiscales sobre el bienestar general, económicamente hablando.

Por tanto, Piketty ofrece, en su libro «Capital et idéologie» (Capital e ideología), algunas recomendaciones para disminuir ese espacio existente entre personas poseedoras de una gran cantidad de recursos materiales (y financieros) y las que tienen poco o nada.

Es decir, acciones que hay que tomar inmediatamente con el objetivo de mejorar la distribución de la riqueza.

Y éstas son:

1. Propiedad social y cogestión de las empresas: los empleados reciben el 50% de los puestos en los consejos de administración y los derechos de voto de los principales accionistas están limitados (por ejemplo, al 10% en las grandes empresas).

2. Propiedad temporal: creación de un impuesto anual progresivo sobre la propiedad, con tasas que van desde el 0.1% para las pequeñas herencias (hasta 100,000 euros), hasta el 90% para las herencias de más de 2,000 millones de euros.

3. Dotación de capital universal y circulación de bienes inmuebles: a los 25 años, cada persona recibe el equivalente al 60% del patrimonio medio, es decir, 120,000 euros, financiado por el impuesto progresivo sobre bienes inmuebles.

4. Aumentar las tasas máximas de impuestos sobre la renta y el patrimonio (hasta un 90%).

5. Constitucionalización del principio de la tributación progresiva.

6. Justicia educativa: reequilibrio efectivo y verificable del gasto educativo en favor de las zonas desfavorecidas.

7. Introducción de un impuesto individual y progresivo sobre el carbono gracias a una «tarjeta de carbono» que permita medir el consumo de cada uno.

8. Financiación de la vida política: los ciudadanos reciben «bonos de igualdad democrática» del Estado para entregarlos a los partidos de su elección; limitación drástica de las donaciones privadas.

9. Inclusión de objetivos fiscales y medioambientales cuantificados y vinculantes en acuerdos comerciales y tratados internacionales; suspensión de acuerdos y tratados (incluidos los europeos) que no cumplan estas condiciones.

10. Creación de un registro financiero internacional que permita a las administraciones fiscales saber quién es el propietario de qué; suspensión de la libre circulación de capitales que no cumplan estas condiciones.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com