La vida cotidiana de esta italiana tiene al planeta atento

Por redaccionnyl el 22/11/2017

Ve todos los partidos de fútbol que puede, come pizza, se toma selfies, hace tonterías. La vida cotidiana de esta italiana es todo un acontecimiento. Lo que pasa con su existencia es similar a lo que vimos en la película «De Roma con amor». En ese film de Woody Allen, un hombre normal se convierte en celebridad por antojo de los medios de comunicación.

Eso es lo que pasa en la era de la información. Todo es perecedero y lo superficial se vuelve de vida o muerte durante un tiempo limitado. Laura Bragatto es famosa porque está buena y no sabemos cuánto le va a durar eso. Menos mal que es estudiante de leyes. Ni actriz, ni modelo profesional con intenciones de modificar el negocio de la moda, solo estudiante.

Laura, una italiana común y corriente

Imaginamos a Laura yendo a la universidad y haciendo sus cosas. Estudia, va a fiestas. Hace lo que todas las estudiantes. Pero en el fondo Laura se sabe diferente, parte de un selecto grupo de millennials que han alcanzado la fama.

Lo que tenga que ver el derecho con sus fotos no lo sabemos. Pero sí suponemos que un Instagram con 300.000 seguidores alcanza para pagar una carrera universitaria en Europa. Esta generación de gente bonita nos tiene confundidos. No comen casi carne, se comunican con los dedos y viven de tomarse autofotos.

Veamos a continuación por qué tanta gente está obsesionada con las cosas comunes y corrientes que nos muestra laura en su Instagram.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com