La risita de Reese Witherspoon porque sabía que le estábamos viendo todo

Por redaccionnyl el 19/04/2018

Ya se sabe que Reese Witherspoon tiene en Hollywood una de las carreras más exitosas. Desde «Legalmente Rubia» su fama no ha hecho más que crecer. Lo que no sabíamos es que se presta para el jueguito ese de «mírame que no me doy cuenta».

El juego es simple. Para jugarlo debe usted ser mujer y famosa. También puede ser periodista o simple afortunado con cámara en la mano en el momento justo. Lo cierto es que el juego trata de que una famosa esté perfectamente vestida pero con una parte de su cuerpo saliéndose o siendo mostrada.

En el caso de Reese, la cosa fue simple. Ella sabía que no le íbamos a ver nada porque tenía bajo el vestido la protección adecuada. Pero también sabía que si salía del auto de la forma adecuada, al día siguiente, o esa misma tarde, estaría en muchos medios de comunicación.

Es que es obvio. No conocemos ni a una sola mujer que no cuide su privacidad cuando se va a bajar de un auto. Pero Reese hizo lo que toda Kardashian, Hilton o Spears-Aguilera haría. Se bajó como si tuviera pantalón aunque sabía perfectamente que no.

Entonces sonríe. Sonríe y disfruta su propia gracia, o sea que se disfruta a sí misma. Estos tontos que quieren verme. Que me vean. El juego es sencillo y ella solo tiene las de ganar. Más atención. Una actriz no puede dejar de tener atención porque dejan de tomarla en cuenta para papeles.

De todas formas aquí sabemos que lo hizo por simple ocio porque atención no necesita. Reese no ha dejado de trabajar ni un solo día. Cada vez se mente en más proyectos. Ahora mismo ha sacado tiempo para el amor, pero eso es harina de otro costal. Sí nos provoca hablar de esa serie buenísima en la que sale con Nicole Kidman. ¡Joder! ¡Qué buena es!
Por lo pronto mejor veamos cómo juega Reese Witherspoon.

Así juega Reese

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com