La nueva vida de Christina Hendricks después de Mad Men

Por redaccionnyl el 24/10/2017

A Christina Hendricks le encantan las fiestas. No sabemos si se emborracha pero siempre la vemos con una copa en la mano sin vergüenza ni disimulo de ninguna naturaleza. Al menos en las fiestas, aunque también en Mad Men. Es que en los años 50 la gente bebía y mucho todo el día. Estoy feliz, bebo; esto estresado, bebo; estoy confundido, bebo; me embarga la melancolía, mejor bebo también. Beber y fumar, porque en esa época todo el mundo fumaba.

Entonces el trío que tenemos en nuestra mente al escuchar el nombre de Christina es el de alcohol, cigarrillos y senos; porque vaya senos que tiene esta estadounidense de 42 años. Sin embargo, quienes la extrañan deben saber que la pueden ver en un papel muy diferente en Tim Star, una serie en la que actúa junto al emblemático Tim Roth en la que ella interpreta a una dama del petróleo que está dispuesta a cometer el crimen que sea para ejecutar sus planes energéticos.

Claro que Christina no ha dejado de actuar en películas de forma casi ininterrumpida desde 1999, pero su papel más emblemático ha sido hasta ahora el de Joan en Mad Men, en el que pudo ser valorada en un rol importante pese a que sus magníficas curvas no habían encajado con los gustos de las productoras en trabajos anteriores.

Pero Joan creó un importante precedente que algunos medios han llamado incluso revolución. Lo malo es que esa revolución comenzó y murió con ella porque no volvimos a ver senos tan preciosos en la televisión desde que terminó Mad Men. Así que ojalá que en esta nueva serie le saquen el jugo a las posibilidades del escote de Christina tanto como pudo ocurrir en Mad Men bajo la excusa de que eran los años 50.

Lo mejor será que veamos estas imágenes que solo propagan felicidad.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com