La impresionante transformación del niño de «La vida es bella» 21 años después

Por redaccionnyl el 30/05/2018

Cuando Giorgio Cantarini tenía cinco años impresionó a millones de personas con actuación en la película «La vida es bella». Y eso que era su primera aparición frente a las cámaras.

Por algo Roberto Begnini lo eligió. Esa película encandiló al público de todo el planeta al punto de que ganó tres premios Óscar. Eso fue en 1997.

Tres años más tarde el niño estuvo en la película «Gladiador» intepretando al hijo de Russel Crowe. Ahora Giorgio tiene 26 años y nos cuesta creer cuán rápido pasa el tiempo. Está irreconocible. Sin embargo, si nos dicen que es él, le creemos porque mantiene algo de aquella expresión que le dio tanta fama cuando era solo un niño.

Desde entonces Cantarini no ha vuelto a tener un papel estelar en el cine. En todo caso, eso no le ha motivado a apartarse de la actuación. Es más, sigue haciéndolo de una forma tan noble y pura que enamora: con el teatro.

También ha hecho cortometrajes y películas independientes, claro. En 2001 apareció en el film de televisión estadounisense «En el amor y en la guerra» y en 2005 estuvo compitiendo en la versión italiana de «Bailando con las estrellas».

Lo que nosotros estamos tratando de hacer –comparar al Giorgio de antes con el de ahora– lo hizo el propio joven en su Instagram. Todo a propósito de los 20 años de la película que lo hizo famoso en todo el planeta.

Así está el niño de La vida es bella

La vida es bella

La vida es bella

La vida es bella

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com