La hija de Carlos Vives reivindica el feminismo con su aversión por la ropa

Por redaccionnyl el 23/12/2018

Lucy Vives, la hija de Carlos Vives que optó por la fama tras explorar todas las posibilidades artísticas de su juventud, volvió a llamar la atención de las multitudes a causa de una publicación en Instagram.

La joven resolvió posar de medio lado cubriendo apenas su cuerpo por una chaqueta y una pantaleta negra que nada dejó para que nos imagináramos.

El mensaje con el que acompañó la foto parece tener algo que ver con el acoso escolar. Dijo que la intimidación de los demás le enseñó a reírse de sí misma y a tomarse la vida menos en serio. También dijo algo sobre cortarse las orejas porque a los demás no les gustaban. Pero no es eso lo que nos compete sino verla.

Lea también: Imágenes que revelan que la hija de Carlos Vives “salió del closet”

Verla y obviamente recordar lo interesante que es esta chica. Aunque su padre es colombiano (uno de los colombianos más famosos del mundo), ella se siente más puertorriqueña.

De ella se puede decir que ha estado involucrada en la fotografía y el modelaje desde hace tiempo. Además estudió Filosofía y Estudios sobre la Mujer porque le interesa sobremanera el tema de la igualdad de género.

Por lo que hemos leídos sobre ella, sabemos que es una chica profunda, profuuunda, profuuuuda… Y eso lejos de espantarnos nos encanta porque así de intensos somos con la vida. Bravo, Lucy.

Además: ¿Qué tienen en el cerebro los que critican estas fotos de Lucy Vives?

Era una broma lo de su odio por la ropa. De hecho siempre la vemos muy bien vestida. Pero por toda esa filosofía de vida que tiene, sabemos (y hemos visto) que prefiere siempre andar al natural.

La foto de Lucy Vives que causa revuelo

Al pie de la foto también escribió que en su cultura (la latina) son machistas los hombres y las mujeres. Agregó que, según su tradición no es una buena mujer.

«Me criaron para ser tranquila y bonita con buenos modales en la mesa, para encontrar a un buen tipo con dinero que «se ocupe de mí y de nuestros hijos». Tenía que comer lo suficiente para parecer más saludable que los hombres no», escribió.

También dijo: «Me criaron para caminar en línea recta, la postura pecho y culo pa’fuera, para vencer a cualquier otra perra por ahí tratando de tomar a un hombre que no quería. Una niña tiene que ser madre, esposa y amante de la casa en las condiciones del hombre, y cada vez que se decía algo de manera contraria, llegaba la cita «ser mujer es un sacrificio».

Cerró luego así: «En mi cultura, soy demasiado flaca, demasiado ambiciosa, demasiado egoísta, demasiado enojada, demasiado inteligente para ser mujer. Mira, si ser una ‘mujer’ significa ser casi todo lo que nunca he sido, pues sí, soy machua. Machua con cojones entonces. ¿Por qué carajo quiere ser ‘mujer’ bajo esas condiciones? Bendecido por estar en la portada de 2 revistas de caballeros este año. Con la esperanza de que lentamente podamos redefinir esa palabra: Mujer.

Y bueno, muy buenas palabras de Lucy.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com