La fotogenia del fantasma. Por Gabriel García Márquez

Por redaccionnyl el 17/01/2018

Este breve relato apareció en el diario colombiano El espectador, en 1955. En él, Gabriel García Márquez evidencia la influencia que Jorge Luis Borges tuvo al principio en él. No por hablar de fantasmas, sino por el lenguaje elegante, irónico y un tanto británico que utiliza.

La fotogenia del fantasma

Los fantasmas, acomodándose a las nuevas circunstancias, empiezan a aficionarse a la mecánica. En el domicilio del marqués de Ely, en Hove, cerca de Brighton, Londres, ha hecho su misteriosa aparición un fantasma que no es tan misterioso por ser fantasma como por ser un fantasma exclusivamente fotogénico. En su departamento particular, el joven marqués -25 años- tomó con luz artificial la fotografía de una amiga, convencido de que estaba solo con ella. Pero la fotografía reveló que el marqués se equivocaba: además de ellos, había un fantasma en la habitación. Un fantasma que nadie ha conocido personalmente sino en fotografía, y que por consiguiente nadie puede decir cómo es en realidad, pues no hay testimonio de que el conflictivo, original y modernizado espectro sea igual o por lo menos parecido a sus retratos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com