Por qué la experiencia no es la maestra de nada. Por Leonard Cohen

Por redaccionnyl el 19/03/2018

Eso de que más sabe el diablo por viejo que por diablo está en veremos desde que el mundo existe. James Joyce lo adelantó en un pensamiento de Esteban Dédalus en el Ulises: “¿Esa es la sabiduría de los mayores? ¡Esperen escucharme a mí”. Ahora será bueno leer lo que sobre la experiencia escribió Leonard Cohen.

Este poeta y cantautor canadiense en serio creía tener la razón sobre todo. Era un judío budista mujeriego con talento excepcional para las palabras. De su libro “Flores para Hitler”, de 1964, hemos elegido este poema para tratar de entender su visión sobre la experiencia. Pero no hay nada nuevo debajo del sol.

Por qué la experiencia no es la maestra de nada

No el mío -el cuerpo que te prometieron
está enterrado en el corazón
de una máquina inutilizable
que nadie puede detener o poner en marcha.

¿Yacerás con él? Podrás cavar hasta muy profundo-
escapar de una o dos Leyes- ver un relámpago
de luz. Jamás
llegarás a acercarte al corazón.

Yo lo intenté -soy el mismo- resultó lo mismo.
Quería que mis sentidos enloquecieran.
El relámpago no era más que una luz ordinaria.
¿Acaso nada podrá mantenerte aquí, mi amor, mi amor?

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com