La ex niña prodigio del ajedrez se convierte en modelo de primer nivel

Por redaccionnyl el 09/10/2017

Durante toda su niñez fue considerada un prodigio del ajedrez. Al crecer quiso usar esa inteligencia para resolver crímenes al estilo de Sherlock Holmes y por eso estudió Criminología y Ciencias Forenses en la Universidad de Toronto, pero los avatares de la vida y la asombrosa transformación de su cuerpo no le dejaron otra alternativa que convertirse en una de las modelos más exitosas del mundo.

Estamos hablando de Anna Ewa Krosika, quien cambió su nombre por el de Charlie Riina al volverse modelo y aunque ha aparecido en muchas de las revistas más importantes del mundo sigue haciendo un montón de actividades mentales porque su brillante cerebro así se lo exige.

“Me encanta pintar, estoy aprendiendo fotografía y también trato de montar a caballo tanto como me sea posible. Y, por supuesto, siempre estoy dispuesta a jugar al ajedrez si alguien me lo pide”, afirma.

Como Charlie sabe que el dinero está en lo que puede sacarle a su cuerpo, inició su carrera como modelo participando en diversos concursos. Así, ganó el Miss Hawaiian Tropic en dos ocasiones y en una se llevó el primer lugar en el Miss Toronto.

En lo único que parece no ser tan lista es en insistir en que no piensa en sí misma como alguien sexi ni atractiva. Pero no es necesario lo que piense quien posee la belleza sino quien la observa.

Esta canadiense pudo llegar lejos en cualquier faceta que se hubiese propuesto, pero optó finalmente por repartir felicidad con su figura tal vez porque ese estilo de vida le puede dar el tiempo y el dinero suficientes en un futuro para saciar los apetitos de su cerebro prodigioso.

Su nombre Anna Ewa Krosika (además de su regular figura) delata que viene de algún rincón de Europa Central, y la verdad es que nació en Polonia, fue criada en Alemania y ya grandecita fue que su familia se trasladó a Canadá.

Se sabe que tanto en Alemania como en Canadá arrasó en la escuela y hasta logró saltarse varios cursos porque los profesores decían una y otra vez: “Está muy adelantada para este grado, hay que adelantarla“.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com