La destrucción del Cullinan, el diamante más grande del mundo

Por redaccionnyl el 29/08/2019

El 20 de enero de 1906 fue extraído en la Premier Mine, en Sudáfrica, el famoso diamante «Cullinan», con un peso de 620 gramos antes de ser cortado.

Se dice que fue hallado en una inspección rutinaria por el superintendente Frederick Wells, quien al principio no se impresionó, pensando que podría tratarse de un enorme cristal. La piedra recibió el nombre de Cullinan en honor de quien inició los trabajos en la mina Premier.

Ningún persona en particular pudó permitirse el lujo de comprar este diamante, así es que la mina Premier accedió a venderlo al gobierno del Transvaal en 1907 por 150.000 libras, quien a su vez lo regaló a Eduardo VII en su sexagésimo cumpleaños. La renombrada firma Asscher de los Países Bajos fue la encargada de tallarlo.

La meta era eliminar inclusiones y conseguir las piedras más grandes posibles. El diamante fue estudiado durante varios meses, finalmente en febrero de 1908 fue exfoliado por Joseph Asscher, quién era el más prestigioso de la firma. Primero marcó por donde debía exfoliarse el diamante, colocó su cuchilla de acero en la muesca previamente hecha y dio un golpe con firmeza.

Así destrozaron el Cullinan

Al primer intento la hoja se rompió por la mitad y el diamante quedó intacto, al segundo intento y tras la tensión, el diamante se partió en dos. Finalmente se obtuvieron 9 piedras grandes y noventa y seis pequeñas.

El Cullinan I, pesa 520, 20 quilates, llamado la Gran Estrella de África. El Cullinan II pesa 317, 40 ct y es una talla cojín, está montado en la Corona Imperial junto al «rubí” del Príncipe Negro; también se puede ver en el mismo lugar.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com