La descomunal importancia de leer en voz alta

Por Valentina Rausseo el 24/07/2019

Dicen que Aristóteles tenía la rara manía de leer libros sin tener que utilizar a sus empleados o esclavos para que le leyeran en voz alta; asimismo, San Agustín quedó sorprendido de la capacidad de su maestro San Ambrosio de leer en voz baja para sí mismo. Esto, para entrar un poco en materia…

Durante mucho tiempo, se ha dicho que el lenguaje oral es el lenguaje poético y, en muchos sentidos, el lenguaje eficaz, pues, es inexplicable la energía que es capaz de producirse por el ritmo y la entonación.

Sin embargo, la humanidad ha perdido la importante costumbre de leer en voz alta. De hecho, sólo se lleva a cabo este patrón cuando leemos para los niños o en una ocasión en la que nos sentimos verdaderamente obligados.

Pero debes saber que, leer en voz alta, puede generarte muchos beneficios; unos de tipo estético, y otros de tipo mnemónico.

Es sabido que el aprendizaje de un texto se hace más fácil cuando es recitado o, como quien dice, cantado.

Meghan Cox, autora del libro “The Enchanted Hour”, dice:

El tiempo que pasamos leyendo en voz alta no se parece a ningún otro. Una milagrosa alquimia sucede cuando alguien le lee a otra persona, una alquimia que convierte las cosas ordinarias de la vida ‒un libro, una voz, un lugar donde sentarse y un poco de tiempo‒ en un alimento increíble para el corazón, la mente y la imaginación.

Sería un error relegar la lectura en voz alta tan sólo al territorio de la infancia. Los adolescentes y adultos a quienes se les lee no reciben tanta atención por parte de la comunidad científica, pero es incuestionable que también se benefician de ello intelectual, emocional, literaria e incluso espiritualmente. Para los exhaustos adultos de mediana edad, cuya atención está en mil sitios, tomarse tiempo para leer en voz alta puede ser como aplicar una loción calmante en el alma. Para los más mayores, sus efectos pueden ser consoladores y vigorizantes, como tomarse un tónico reconstituyente o una medicina”.

Por tanto, aparte de compartir nuestra lectura, leer en voz alta nos permite percibir las emociones con mayor intensidad.

Los libros son considerados “grandes depositarios de la inteligencia y el conocimiento del mundo”, por lo cual, leer en voz alta es una manifestación del poder y la belleza del lenguaje oral, aunado claramente, al poder y la belleza de la lectura y de los libros como tal.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com