La causa de muerte de esta ballena causa vergüenza en el mundo

Por Valentina Rausseo el 21/03/2019

El ser humano aún no tiene la más mínima idea del daño que puede causarle al ecosistema. Por eso, te contaremos este lamentable caso de una ballena de Filipinas que murió de hambre por poseer 40 kilos de plástico en su estómago.

Pero antes de entrar de lleno en materia, es necesario recordar que, hace pocas semanas, hubo otro caso muy sonado referente a la manada de osos polares que aparecieron en una zona urbana de Rusia, huyendo prácticamente de su hábitat natural tras la pérdida de recursos básicos para sobrevivir.

Y siendo así, queda claro que, por muchas ONG, fundaciones en pro de la conservación del medio ambiente y campañas en contra de la contaminación a nivel mundial, muchas personas hacen caso omiso, y las consecuencias, por consiguiente, siempre resultarán fatales.

El hallazgo

Una ballena agonizante fue encontrada por un grupo de biólogos en Mabini, una zona costera de Filipinas, y tras varios intentos de salvarle la vida al animal, sucedió lo más lamentable; murió al poco rato de haber recalado en la playa.

Y es que la ballena se encontraba en un avanzado estado de desnutrición y deshidratación, y aunado a eso, vomitaba sangre en reiteradas ocasiones.

Un tanto contrariados, los especialistas trasladaron el cadáver del cetáceo a las instalaciones del Museo de Coleccionista D’Bone con la finalidad de descubrir y, posteriormente, analizar las causas de su muerte.

El ejemplar se trataba de un zifo, o también ballenato de Cuvier (Ziphius Cavirostris). Pueden hallarse en todos los océanos exceptuando en las zonas polares.

Imperdonable

Para gran sorpresa de los biólogos, se hallaron aproximadamente 40 kilos de plástico en el sistema digestivo de la criatura, repartidos entre bolsas y diversas clases de sacos.

«Era incapaz de nadar sola. Estaba débil», declaró a AFP Fatma Idris, directora de la Oficina Regional de Pesca.

¿Qué otros hechos de tal magnitud tienen que suceder para que el ser humano logre tomar conciencia?

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com