Kim Kardashian vuelve a ponerse buenísima por enésima vez

Por redaccionnyl el 10/04/2018

No hay mujer fea sino pobre. Kim Kardashian lo demuestra. Parece que la mayor del clan ese de la televisión nos tiene medidos a los medios de comunicación.

Su estrategia es sencilla: engorda, deja que la critiquen, rebaja y aparece en bikini. Listo. Así se vuelve noticia y da de comer a los miles y miles de blogs y medios que viven de ella. Nosotros en lo particular no la necesitamos para subsistir, pero nos entretiene la vaina y nos dejamos llevar.

Es como para seguirle el juego a esta señora. La verdad es que nos cae bien. Pero no siempre ha sido así.

Antes creíamos que era una gordita sin talento. Ahora que dejamos de ser unos poetas pobres vagando por las calles sabemos que Kim más bien es una máquina para hacer plata. Una empresaria.

Pero no como esas empresarias que lo que son es modelos y terminan montando una tiendita de algo porque no saben qué hacer con el dinero que se ganaron. No Kim es empresaria de verdad. Tanto así que siempre tiene una nueva buena idea.

Y sus hermanas son incluso más astutas. Nos referimos a las menores. Estas mujeres no necesitan hombres que las mantengan, más bien deberían ellas mantener a sus hombres para dar un ejemplo de independencia económica y feminismo a la humanidad. Pero eso no va a pasar porque están demasiado acostumbradas a andar con solo millonarios.

En fin. Así luce Kim

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com