Jessica Weaver, la Venus de Willendorf del siglo XXI

Por redaccionnyl el 28/10/2017

El nombre de la estatuilla paleolíca más famosa del mundo sigue generando polémica porque para algunos estetas esa obesidad no es erótica ni bella, por cuanto sugieren que se llame Estatua de Willendorf y no Venus de Willendorf. Además, la falta de un rostro definido y las nulas relaciones con la juventud hacen creer otros expertos que quizá sea una representación de algo así como la Madre Tierra.

Pero a nosotros nos sigue pareciendo un símbolo de fertilidad, o al menos de una mujer que fue muy fértil. Sobre todo porque al ver los estándares de belleza voluptuosa que sobresalen en la actualidad nos damos cuenta de que nada ha cambiado.

Y aunque por épocas se pongan de moda mujeres delgadas con senos pequeños, lo que siempre vuelve es lo turgente, jugoso, voluptuoso, grande y firme.

Para ilustrar todo tenemos un magnífico ejemplo: Jessica Weaver, a quien bautizamos por puro ocio la Venus de Willendorf del siglo XXI. Aunque no se parezca en nada a la estatua, nosotros creemos que esa obra de arte era la representación de lo carnal hace 28.000 años, y que ahora el honor lo tiene, entre otras miles, Jessica Weaver: adaptación moderna de lo que siempre ha atraído a los hombres.

Estas fotografías lo demuestran.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com