Jennifer Aniston vuelve al ruedo con un pequeño gran detalle

Por Petra Doménica Berlusconi el 09/10/2018

La señora Jennifer Aniston está decidida a no dejarse joder por el paso del tiempo ni por ninguna jovencita inexperta que venga a quitarle el puesto que tanto le costó ganarse.

Si fue la novia de América durante una década, ahora considera que por lo menos debe tratársele de esposa. Es que ella no ha firmado ningún divorcio y la verdad es que ese matrimonio se firmó y se consumó con todas las comedias románticas de baja calidad que hizo.

Porque si fue novia durante el idilio de Friends, fue esposa con todas esas películas que hizo como si fueran un deber de ama de casa. Y eso que se arrepiente de varias. Y eso que actuó bien en todas.

Lo que pasa es que una vez que la gente dice que tú eres Rachel, no puedes hacer nada al respecto. Sobre todo con un papel tan fuerte y simpático y determinante como ese.

Casi cinco décadas

A principios de 2019, Jennifer cumplirá 50 años. Como su exesposo Brad Pitt anda con una de 23, ella no ha querido quedarse atrás. Tampoco es que se buscará un jovencito, eso es para otro tipo de señoras, pero sí le sigue sacando provecho a los detalles que la mantienen como una belleza.

Por eso se puso una blusa negra casi transparente sin brasier y decidió darse un paseíto por quién sabe dónde junto a su equipo de trabajo de quién sabe qué.

Lo importante es que por ahí estaban los fotógrafos y listo. Aquí está esta maravilla. El detalle hecho grandeza.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com