Esta agricultora española cambió radicalmente de oficio

Es el siglo de la imagen, sí, eso se sabe. Pero ojalá no nos toque comer Instagram algún día porque seguro que no vamos a poder.

Es el siglo de la imagen, sí, eso se sabe. Pero ojalá no nos toque comer Instagram algún día porque seguro que no vamos a poder.