Esperanza, el alma, el papel y un intento por verle los ojos

Los tecnócratas les dicen a los pobres que Dios no existe mientras las Kardashian se regodean en su falta de talentos y existe alguien que lloró porque creyó que una actriz de contenidos para adultos se iba a retirar. ¿Es esta realmente la única realidad a la que podemos acceder?

Los tecnócratas les dicen a los pobres que Dios no existe mientras las Kardashian se regodean en su falta de talentos y existe alguien que lloró porque creyó que una actriz de contenidos para adultos se iba a retirar. ¿Es esta realmente la única realidad a la que podemos acceder?