Cómo enviarle fotos atrevidas a tu novio sin arruinarte la vida

Por redaccionnyl el 19/06/2019

Ahora que te mudaste a Canadá y tu novio se quedó en el DF quieres enviarle fotos para llenarle la cabeza de ganas hasta tu eventual regreso. Como no hay forma de disuadirte, porque estás convencida, al menos lee estos consejos para que no te salga tan mal el asunto.

1. Dónde hacerlo

Evita lugares fácil de identificar. Es mejor que lo hagas delante de una pared blanca neutra. Ni el baño, ni tu sala ni tu habitación son los mejores lugares. Aunque te tapes la cara, siempre sabrán que fuiste tú en caso de que se filtren las fotos.

2. Las poses

Debes tomártela como si fuese una selfie normal. Solo que con poca ropa. Comienza con algo ligero y luego menos y menos… hasta que no quede nada.

3. No muestres el rostro

No importa cuánto lo ames. No se trata de confianza. ¿Ya viste lo que les ocurrió a las famosas? No muestres nunca el rostro.

4. Edita las fotos

No uses Photoshop para modificar tu cuerpo. Pero Facetune y Snapseed son opciones válidas para disimular imperfecciones y seguir viéndote natural.

5. Leer en caso de que se las envíes a varias personas

Si tienes más de un amor y les envías las mismas fotos hot, al menos ponles una marca distintiva según a quién se las envías. Por ejemplo: si se las envías a Juan, ponte una pulsera roja; si se las envías a Carlos, usa la negra.

6. No las envíes por Facebook o WhatsApp

¿Y entonces? Bueno, para ese tipo de cosas es mejor usar Snapchat, pero una cuenta especialmente creada para tal fin.

Evita enviárselas a desconocidos

O al menos antes de hacerlo asegúrate de que has cumplido todo lo anterior.

No las envíes inmediatamente después de tomártelas

Piensa bien. ¿Cumpliste con todo lo que te dijimos? Si las envías inmediatamente lo más probable es que en el nombre del archivo aparezcan cosas como tu dirección o tu nombre. Así que evítalo.

No las guardes

Ok, pero si no te aguantas, al menos no lo hagas en tu teléfono. Súbelas a la nube. También puedes probar con un correo especialmente creado para eso.

Mejor no te tomes nada

Sí, mejor no seas tan promiscua y evita las tonterías. Es que realmente no hay forma de que todo lo que te dijimos sea seguro. Los consejos que acabamos de darte lo hacen un poquito más seguro y solo eso, pero allá tú con tus decisiones.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com