En estas cinco ciudades el Carnaval es una fiesta más que salvaje

Por redaccionnyl el 12/02/2018

El Carnaval ha perdido su naturaleza de fiesta cristiana para convertirse en una celebración pagana. El libertinaje es el protagonista de los días que deberían ser para conmemorar el inicio de la Cuaresma.

Pero hay ciudades que llevaron ese libertinaje a un nivel superior. A continuación nombraremos carnavales en los que la gente literalmente enloquece. En cada una de estas fiestas las reglas son que no hay reglas y todo el mundo actúa como si no existiera el mañana.

Ni el mañana, ni la conciencia ni la vida después de la muerte. He aquí loas fiestas de Carnaval más salvajes del planeta.

Mardi Gras de Nueva Orleans, EE UU

Su origen viene de las orgías de la Antigua Roma. Aunque conocedores del tema apuntan que viene de la Francia de los Borbones y que fue llevada a Nueva Orleans por los primeros colonizadores franceses. Su traducción al español es “martes graso” y tiene lugar el día anterior a la celebración del miércoles de ceniza.

Este martes graso representa el último día en el que se pueden disfrutar de los placeres culinarios y carnales. Luego deben ser dejados a un lado por el inicio del periodo de abstinencia por el comienzo de la Cuaresma. Es por esto que las calles de los barrios franceses de Luisiana se abarrotan de jóvenes participando en desfiles que abundan el alcohol, los bailes y exhibicionismo.

Carnavales de Trinidad y Tobago

Los carnavales de la isla tropical vecina plasman toda la esencia del Caribe. Una increíble celebración en la que bandas de percusión de soca, limbo, calypso y ron conmemora la rebelión de los esclavos.

Inicia a las 4 de la madrugada del 12 y concluye a medianoche del 13 de febrero. Allí las lentejuelas, los disfraces típicos, los bailes provocativos y una gran cantidad de bebidas espirituosas encienden Puerto España.

Carnaval de Río, Brasil

Más de setenta mil personas se dan cita en el Sambódromo. Allí veb el espectacular duelo entre las 200 escuelas de samba de todo Brasil. Cayendo la noche, la fiesta continúa en todas las calles cercanas donde el tambor y los bailes exóticos están al alcance de la multitud.

El nivel de excesos es tan inquietante que el gobierno ha recurrido ha implementar planes que van desde distribuir masivamente condones para prevenir los embarazos accidentales.

Mardi Gras gay y lésbico de Sidney, Australia

Lo que comenzó como una manifestación por los derechos civiles de la comunidad gay en los setenta, se convirtió en una fiesta anual multitudinaria a la que acuden más de medio millón de personas. Esta gran celebración tiene su parecido con el tradicional Mardi Gras de Nueva Orleans, aunque la extravagancia en los disfraces y bailes es más visible.

Desde el 8 de febrero al 3 de marzo, un monumental desfile por las calles de Sydney con más de 8.000 participantes da inicio a las celebraciones en las que la promiscuidad se puede sentir en el aire.

Carnaval de Colonia, Alemania

Aunque la “Quinta Estación del Año”, como otros lo llaman, comienza oficialmente el 11 de noviembre a las 11:11 de la mañana, las principales celebraciones llegan en febrero. En estas reuniones masivas los participantes disfrutan con cantidades industriales de cerveza, la bebida favorita de los alemanes.

Pero la fiesta más llamativa es la del ocho de febrero por el Día de las Mujeres. En esta fecha, las féminas van al trabajo con elegantes disfraces que dejan atrás para colocarse disfraces y máscaras y divertirse en los locales nocturnos.

El momento más esperado es la cabalgata del Lunes de las Rosas. El desfile recorre la zona sur de Colonia (Südstadt) con las elaboradas carrozas desde donde tiran al emocionado público cajas de bombones, caramelos y otras baratijas.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com