El poderoso atributo de Elsa Hosk para hipnotizar

Por redaccionnyl el 23/11/2017

Desde que dejó su prometedora carrera como jugadora de baloncesto profesional para convertirse en modelo, la sueca Elsa Hosk ha usado todo su cuerpo para deslumbrar al mundo. Sin embargo, hay un atributo con el que logra incluso hipnotizar.

Elsa Hosk, la diosa que dejó el baloncesto para hacernos felices

Se trata de su rostro. Con él se ha garantizado un puesto de honor en la firma Victoria’s Secret y ha enamorado a millones de personas a niveles absurdos. Y es que pocas veces en su historia el mundo de la moda ha contado con alguien que en serie se parezca tanto a un ángel. Al menos a lo que desde los cuadros del renacimiento creemos que sea un ángel.

La mueca en el atributo de Elsa Hosk

Y no nos referimos solo a los ojos azules. También hablamos de sus muecas, porque sin ella Elsa sería como una escultura de la perfección muerta. Esta sueca muerde, saca la lengua, se ríe, goza. Levanta las cejas, las baja, mira hacia el suelo, hacia el cielo… cada movimiento está pensado para seducir.

Sin la mueca no estaríamos hablando de la misma chica. Pero el atributo es el rostro. La belleza se pierde con el tiempo, se marchita. Y esa es precisamente la certeza de Hosk: que lo que tiene es breve y hay que aprovecharlo ya.

Su papel preponderante en el reciente desfile del Victoria’s Secret Fashion Show evidenció lo alto que ha llevado su carrera. Lo que no se puede soslayar es que, más allá del cuerpo, su rostro ha sido el trampolín.

Es cierto que Elsa solo se divierte. Pero, ¿quién se atreverá a criticarle eso? Elsa Hosk es el paradigma global de lo bello que goza siéndolo.

Tantas veces hemos dado fe de su extraordinario cuerpo que se nos había olvidado concentrarnos en lo elemental, en lo primero que le ve un hombre a una mujer para enamorarse: el rostro. Por eso hemos dispuesto a continuación las mejores imágenes de su más poderoso atributo.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com